El turismo responsable | Destino Slow

El turismo responsable | Destino Slow

¿Has oído hablar de qué es un destino Slow?

Sólo los destinos que sean capaces de crear un turismo responsable y que ayude al desarrollo del turismo tendrán la posibilidad de seguir siendo atractivos para el viajero.

Ha sido como consecuencia de la regular gestión del sector turístico que cada vez más los destinos inviertan en nuevas formas de actuación para participar de manera sostenible en el mercado turístico actual. Hoy por hoy la tendencia en el sector turístico la marcan los destinos Slow o también conocidos como Slow city.

Podemos describir el turismo tradicional como un sector venido de más a menos donde los factores clave que permiten el desarrollo de los destinos han sido suplantados por otros que limitan su beneficio a largo plazo.

Cada vez más, el comercio tradicional se esconde para dar protagonismo a un producto de baja calidad pero más rentable. Si damos un paseo por los centros turísticos se aprecian tiendas que poco tienen que ver con la tradición local y que ofrecen un producto que lejos queda de la costumbre que un día hizo famoso el destino. El destino Slow  apuesta por la oferta de un producto de calidad, hecho a mano y que tenga una relación directa con la tradición del lugar en cuestión, sólo así­ la economía local será sostenible en el tiempo.

Un factor muy importante y que en muchas ocasiones pasa desapercibido es la sostenibilidad medioambiental, aspecto fundamental para mantener la riqueza paisajística y saludable del destino. Generalmente cuando un destino se hace más y más turístico no se trabaja en predecir cuáles son los riesgos que el turismo puede ocasionar. El destino Slow ha sido capaz de preparar el lugar con recursos poco contaminantes que ofrezcan alternativas al transporte interurbano. Así­, se fomenta no hacer uso del transporte privado para el acceso a los núcleos turísticos apoyado siempre por una correcta gestión del transporte público, mucho menos contaminante.

¿Te has fijado que en muchas ocasiones los destinos ofrecen productos que vienen de lejos y que favorecen la aparición de los clichés en turismo? En concordancia con el factor medioambiental la Slow city apuesta por el producto local y de temporada dando a conocer la tradición del destino y el trabajo que sus lugareños desarrollan en el campo. De este modo, se fomenta la aparición de restaurantes y bares que dan a conocer la temporalidad de los alimentos, el producto KM0 (mínima distancia entre productor y cliente), el producto orgánico y el comercio responsable favoreciendo el desarrollo de la economía local.

Los destinos deben de ofrecer su cara más real al visitante sin hacer diferencia entre la vida del local y la del visitante. Poco a poco el turismo evoluciona hacia una oferta de los recursos cada vez menos teatralizados. Así,­ el viajero busca durante su estancia experiencias reales y sobre todo que fomenten la relación directa con la comunidad local. El destino Slow favorece la aparición de eventos culturales que dinamicen la actividad diaria del destino haciéndola atractiva para el visitante. El turismo naranja juega un papel importantísimo ofreciendo entretenimiento para los visitantes y aportando ocio para la población local. En definitiva, el viajero Slow busca la inmersión con la comunidad local y para que esto ocurra es fundamental la colaboración del ayuntamiento y las empresas privadas que funcionan en el destino.

¡Los hoteles masificados ya no están de moda! Los alojamientos con un elevado número de habitaciones y que ofrecen un servicio exquisito pero poco cercano ya no se llevan. La Slow city fomenta un alojamiento que favorece la relación del viajero con los locales, con un pequeño número de habitaciones y un trato mucho más personalizado. El viajero busca entender las costumbres de la comunidad local y para lograrlo necesitamos tener contacto con su gente.

En definitiva, el destino Slow huye de la “turistada” para ofrecer recursos que ofrecen un servicio real y de calidad en el marco de un escenario verdadero. Un perfecto ejemplo sobre el destino Slow lo puedes encontrar en la página de Citta Slow, una plataforma que informa sobre destinos que fomentan esta filosofía de cara al turismo. El turismo evoluciona y ahora sí­ o sí­ es hora de entender que la sostenibilidad del sector tiene una relación directa con la responsabilidad de los destinos.

Sigue leyendo sobre el turismo Slow aquí.

1 thought on “El turismo responsable | Destino Slow”

Leave a Comment