Turismo Slow

La revolución del sector turístico | Turismo Slow

La revolución del sector turístico y el turismo Slow

Sin ninguna duda, que hayan surgido nuevas filosofías de viaje es debido a la adaptación del viajero a la personalidad del sector turístico actual. Al explicar los valores  del turismo Slow, entendemos que ha habido una evolución de la oferta turística que ha obligado al viajero a buscar más allá y a buscar la esencia del destino turístico en lugares donde antes no se llegaba.

Es curioso observar cómo los viajeros se interesan por encontrar recursos que no hayan sido antes reconocidos como turísticos. A todos nos encanta cuando un lugareño nos explica que el lugar dónde queremos ir no entra dentro del paquete de vaciones y, ¡no es una turistada! Hasta aquí todo bien pero en España por ejemplo, ¿qué ocurre cuando nuestro objetivo son los estereotipos que han hecho de los centros históricos un sembradero de paellas?

Hemos abusado tanto de los clichés que han hecho famosos los destinos que se ha limitado la oferta al máximo. No hay respeto por la autenticidad de los recursos, interés en cuidar la gastronomía local y respeto por la estacionalidad de los ingredientes. Así, hemos construido una doble oferta donde por un lado está el turista interesado en probar los clichés marca España y por otro un viajero que ha aprendido a diferenciar cuándo un recurso turístico es de buena o de mala calidad. Viajeros con una filosofía clara de viaje y que se llama turismo Slow.

Llegados a este punto, sólo me queda decir que para viajar hay que estudiar y que ya no vale lanzarse a explorar un destino con las cuatro cosas que conocemos sobre él. Hoy en día, hay que interesarse por el lugar a donde vamos y sobre todo por lo que hace su gente si no queremos pecar de turistas. Sin ninguna duda, este interés por el viaje va a marcar la diferencia entre el viajero que peca de turísta y el viajero que se hará pasar por un local. En definitiva, hemos masificado de tal forma los destinos que hemos conseguido apartar a un segundo plano la personalidad y la autenticidad de los centros históricos.

En conclusión, con el turismo actual es necesario adentrarse fuera de los límites de interés turístico convencionales para entender en qué consiste la forma de vida de los locales. La verdad de todo esto es que hasta aquí, solo llegan algunos.

Infórmate más y sigue leyendo sobre el turismo Slow en este post.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email