Turismofobia

¿Turismofobia o masafobia?

Si uno de tus intereses es el turismo seguro que últimamente has escuchado hablar de la turismofobia.

A priori puede parecer que la definición del término turismofobia es sencilla pero en realidad para entender su verdadero significado deberíamos informarnos primero del por qué de su aparición. El rechazo de los locales hacia los turistas es cada día mayor y se acentúa aún más en los centros urbanos. Si no hacemos algo pronto, serán la totalidad de los destinos turísticos los que antes o después manifiesten su propia turismofobia.

Los centros urbanos son cada día más turísticos y además sus calles se arman de servicios que no favorecen tanto como deberían a la comunidad local.

En los destinos encontramos cada vez pisos más caros y que ven incrementado su precio por fácil  rentabilidad de alquilarlo al turista. Ya no encontramos casa de alquiler porque simplemente, no es rentable tener inquilino. Ahora lo que se lleva es el apartamento turístico y con ellos los centros urbanos masificados por los turistas y una turismofobia cada vez mayor. Al igual que con los pisos, los locales han sufrido también un incremento de precio en el alquiler y ahora sólo las grandes marcas pueden pagarlo. Como consecuencia: la pérdida del comercio tradicional, barrios con personalidad ficticia y el encarecimiento de la vida diaria. Amigos, bienvenidos a la Gentrificación.

¿Piensas que las franquicias y las grandes marcas ayudan a la economía local de tu ciudad? Ofrecer un producto fabricado en tu pueblo hace que tu vecino y productor pueda irse de vacaciones. Comprar una camiseta hecha en China, no. Los comercios locales fomentan el desarrollo económico ya que funcionan con la comunidad local desde el principio al final de la cadena de trabajo. Las grandes marcas sólo se ocupan de ofrecer sueldos justos y de involucrarse socialmente con unos pocos. Además hay un aspecto clave y muy importante que acompaña al pequeños comercio y es el factor cultural y tradicional de los destinos. Cada vez más y con motivo de ser más rentable ocupar los centros urbanos con franquicias, conseguimos que las ciudades sean exactamente iguales. ¡Alucinante!

Que la turismofobia haya aparecido en boca de todos no es más que el resultado de una gestión deficiente de los recursos. El turismo masivo no es bueno para nadie y es clave orientar el sector turístico actual hacia el desarrollo sostenible para fomentar así un turismo de calidad y un turismo responsable. ¿Entonces ahora hablamos de Turismofobia o de masafobia? En España, el 60% de nuestros ingresos proceden del turismo y es por ende necesario mantenerlo, pero si creamos una burbuja con el turismo en la que no haya estándares de calidad, el resultado es más que evidente. Los turistas no querrán seguir visitando los destinos tradicionales por la pérdida de valor patrimonial, el encarecimiento de los recursos, el turismo masivo que inunda las calles y sobre todo el escaso interés cultural y los locales cada vez más estarán a favor de la turismofobia que tanto escuchamos. En definitiva, antes se ofrecían destinos que molaban.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email